24 feb. 2013

Aldo Luis Novelli; Escritos Recientes

Desde Neuquen (palabra que en sí ya se presta para el juego), cinco (5) textos de su nuevo libro en ejecución “soloiloco del solo” (lo que indica que estas versiones pueden no ser las finales) y un (1) poema del inédito aún “blues para una desconocida” (título maravilloso). Una breve reseña de este poeta; narrador; ensayista; amigo (¡cómo definirlo!); una foto de póster y un contacto para contratarlo ya!.


noúmeno

camino por el muelle
entre hombres oscuros
con capas lluviosas
bajo la luna
y la luz amarillenta de un farol de kerosene


arrojan preguntas
inefables
al infinito líquido de mil formas/
mientras encarnan sus anzuelos
con trozos de ángeles caídos
o pequeñas sirenas brillantes/
a veces logran sacar de las fauces marinas
estrellas ilusorias arpías basiliscos o grifos.

alguno dice haber pescado
un unicornio de agua salada
que tiene clavado en la pared de su pieza.

pero todos regresan
noche tras noche
a interrogar al cielo
o discutir con poseidón
por su alquimia personal/
su razón de ser
fuera del mundo cotidiano.

todos regresan
una y otra vez
por el gran pez.

hasta que la muerte los sorprende
escudriñando la infinitud
en actitud oratoria.


caronte

le dí al barquero tres monedas
para que me llevara
a la otra orilla del río.

era un viejo parco y gruñón
de sombrías arrugas cadavéricas
en el rostro.

durante el viaje hablamos
de las oscuras trampas del agua
y de las traiciones inmemoriales de los hombres.

me contó de algunos viajeros
que tenían una luz propia
"iluminaban la noche como la luna en el cielo"
recordaba vagamente el nombre de algunos:
Socrates Hegel Niesztche Guevara Zapata Sandino Gandhi…
-Uno de aquellos viajeros- me dijo
-regresó al tercer día
caminando sobre las aguas-.

en la mitad del cauce
una inesperada turbulencia en el río
hizo girar la barca como un remolino.

cuando se detuvo
el viejo se incorporó gruñendo
y siguió remando sin hablar.

al tiempo divisamos la costa
era la misma de donde habíamos partido

el viejo malhumorado me dijo:
-usted no estaba listo aún poetastro
no me haga perder el tiempo
y vaya sabiendo
que los óbolos que me pagó
son míos
me lo he ganado en buena ley-.


asado argentino
/a Mario Trejo in memorian

hemos hablado toda la noche
de lo humano y lo divino/
arreglamos el mundo por enésima vez
y lo desarreglamos en cada copa de vino/
fue un asado anochecido entre viejos amigos
que renovó su apetito a las tres de la mañana.

hablamos de música celestial
de pink floyd, del tango del arrabal
y del tanguito de la cueva.
de Nietzsche y el eterno retorno a las viejas palabras
de hegel y la libertad de pensamiento
de la revolución cubana/ la igualdad
y la eterna revolución argentina.

discutimos sobre la fraternidad del futbol
y nos separamos en dos bandos
boca, los rolling, charly
versus
river, los beatles, spinetta.

cuando nombramos a las mujeres y sus dones
nos pusimos todos del mismo lado.

finalmente hablamos de poesía
acordamos que la palabra “perro” no muerde
pero cuando es verdadera ladra muy fuerte
y que siempre es mejor
palabra en boca del bruto libre
que el silencio del poeta ante la muerte.

hasta que la madrugada nos encontró
con los estómagos ahítos de carne roja
y embriagadas nuestras almas de oscuros vinos.-


Por todos los prófugos del mundo
me bebo una cerveza junto al desierto

Renunció el Papa Benedicto XVI
el nazi.
Hace más de 2000 años
el poeta Horacio me dijo: “Sapere aude”.
En Francia, donde nunca estuve
una noche salimos de putas
con Rimbaud, Mallarmé y Verlaine
bebí un pernod con Baudellaire
y un pastís con Artaud antes que lo suicidaran.

Andrés, mi amigo el verdulero, se puso dientes nuevos.
Cuando entré al quirófano
sobre la mesa de operaciones había un paraguas.
Los viernes a la hora de las brujas
nos juntamos con los amigotes
-una runfla de borrachos-
en el bar de la esquina a hacer la revolución.

Vendrá la muerte y tendrá tus ojos
me dijo antes de irse.

Sumidos en el más puro nadaísmo
me tomé un aguardiente con Arango en Colombia
una guarapita con Calzadilla en Venezuela
tequila añejo con Octavio Paz en México
unos vasitos bien concretos con los hermanos Campos
y una caipirinha con Bandeira en Brasil
y hablamos de Estevez sin metafísica con Pessoa
en una tabaquería de Portugal.

Varias cervezas con
Ginsberg, Cassady, Burroughs
y otras tantas con Corso, Ferlinghetti y Kerouac
un puro con Antonio Preciado en Ecuador
varios cumbos de pinolillo con Rugama en Nicaragua
un pisco con Nicanor Parra y otro con de Rokha
un aguacero de ron dorado con Lezama y Guillén en un "gran tumulto" en Cuba
innumerables vinos rojos con Bustos, Madariaga y Tuñón
e interminables botellas con Bayley, Giannuzzi y Trejo
y aún tengo sed de este mundo.

Bebí agua de un espejismo
antes que fuera desierto.

En un atardecer porteño
caminé con Borges por una calle oscura
hablamos de mujeres y amores imposibles.
Otra tarde, como dos chicos sin infancia
saltamos en un solo pie con Cortázar
para tratar de llegar al cielo.
Por esas “Confianzas” que me dió Juan Gelman
y la solidaridad infinita de la “Masa” del cholo Vallejo.

Cuando nos cruzamos en las vías
iluminados por el tren que se aproximaba
ella me miró dulcemente a los ojos.
Sigo intentando ser un gran escritor
como me aconsejó Hank.

En medio de la calle patagónica
un niño descalzo
parte un trozo de pan
y le da la mitad al perro pulguiento que lo sigue.

Por estas insignificantes cosas
de este absurdo planeta
aún no está todo perdido...


El especialista

El mundo está lleno de especialistas literarios.
Especialistas en Borges, en Cortázar, en Fijman, en Vallejo, en Rimbaud, en Marx, en Perón, etc, etc.
Ante tal situación, y para no ser menos, he decidido convertirme en un especialista, pero para evitar la competencia, mi especialidad, o sea, el poeta elegido es José Luis Suares, un poeta nacido en Quilmes en 1904 y fallecido en 1994. 
Poeta digo y realmente JLS escribió apenas un poema, fue cuando quedó conmocionado con el último discurso de Evita el 17 de octubre de 1951. 
Me pregunto, alguien que escribe un solo poema en toda su vida, es un poeta?. Un poeta depende -por consiguiente- de su producción para llegar a ser, o de su calidad, o será de su fama o de alguna otra cosa desconocida?.
Cómo sea, eliminada la competencia, nadie conoce a JLS, soy el mejor especialista de su obra.
Debo confesar que nunca conocí a JLS, pero esto no me impide ser un gran exégeta de su obra, aunque mínima, valiosa y significativa.
Dicen que todo poema es un arte poética, yo digo que un poema es una obra, toda una obra. Un poema, por más intimista o hermético que sea, contiene el mundo.
El mundo es una puerta y un camino.
Un poema abre esa puerta y sale a caminar. 
Y camina por el mundo.
Por lo tanto, de aquí en más, me presentaré, ya no como un mero poeta del montón, sino como el poeta especialista en la obra de José Luis Suares.

Nota necesaria: el poema de JLS, un texto único e inigualable, una obra que ha tocado las esferas doradas de lo sublime lamentablemente se perdió una tarde que el poeta tomaba mate con bizcochos de grasa frente al televisor, viendo “Sábados circulares de Mancera” y usó esa hoja que contenía el poema de circunstancial mantelito. Tan manchada quedó la misma que nunca más pudo leerse el texto. 
Por lo que lamentablemente, nunca pude acceder a tan magna obra. 
Pero tengo para mi conocimiento y les lego ahora a todos ustedes su título: “El renunciamiento”. 
Gracias por vuestra atención.


de “soloiloco del solo”

***


el tren de las dieciocho

te fuiste esa tarde
en el tren de las dieciocho.
parado en el andén
con las manos en los bolsillos
te vi saludarme
con alegría.
te fuiste
sin decirme que regresarías
llevabas un vestido floreado
zapatos blancos
una sonrisa de verano
la tanga negra que te había regalado
y usaste tan poco tiempo
la noche que llegaste.
te fuiste
sin decirme "te quiero"
o "te voy a extrañar"
esas cosas que siempre se dicen.
te fuiste esa tarde
en el tren de las dieciocho.
te fuiste con esa sonrisa perversa
de ese maldito verano.
parado en el andén
con las manos en los bolsillos
como un tonto de estación
te vi saludarme
con inusitada alegría.
te fuiste
como si nada
sin decirme esas cosas
que siempre se esperan.

te fuiste
en el tren de las dieciocho
directo al infierno.-

de “blues para una desconocida”


Aldo Luis Novelli. 
Poeta, cuentista, ensayista, inquisidor del alma humana y habitante de bares nocturnos.
Nació en la ciudad de Neuquén, Argentina, en una madrugada de juerga y carnaval.
Vivió hasta los 13 años en Challacó, un campamento petrolero en medio del desierto patagónico, hoy un caserío fantasma y luego vagó por el país hasta retornar al terruño, la ciudad de las manzanas prohibidas enclavada en el valle de las quimeras, donde reside actualmente.

Libros publicados: 
“La noche del hastío” Ed. Limón – de A. Kurfirst - Neuquén-2003; Plaqueta “16 poéticas” Ed. Limón – Neuquén-2004 -“Agonistas del fin del mundo” Ed. “La luna que” de R. Rubio – Buenos Aires-2005 – “Desierto” Ed. El llanto del mudo” –Córdoba-2007; Fragmento del libro “Mínimo mundo con una tirada inicial de 90.000 ejemplares a distribuirse en escuelas y bibliotecas populares de Neuquén, Edición del Min. Educ. de la Nación - 2008 -, “Estúpidos mirones de televisión” Ed. Textos de Cartón – de C. Nieva - 2009 – Córdoba; “Archibaldo, el gran exhibicionista” Ed. Cartonerita Solar – de B. Revello - Neuquén-2009; “Luz y sombra” - Ed. Homo Scriptum - Monterrey – México de A. Botto y Ed. El barco ebrio Nueva York – EEUU de C. Aguasaco - 2011; “Mínimo mundo” Ed. Llanto del mudo – Cordoba - Argentina - 2012.

Publicó por invitación en diversas antologías nacionales e internacionales y colabora en revistas y diarios argentinos y del exterior.
Ha sido traducido parcialmente al inglés, portugués, italiano, catalán y rumano y su libro “Agonistas del fin del mundo” fue editado en el sistema Braille para ciegos.
Invitado especial al 7mo Encuentro Internacional de Poesía – Valencia -Venezuela; IV Festival Int. de Poesía – Buenos Aires-2009; Encuentro “Poetas con la gente” Cosquín-Cba-2013 entre otros.-







Publicar un comentario