25 jun. 2016

TODAS LAS VIDAS de Osvaldo Burgos


Quizá existan el lenguaje; la Poesía y las Serpientes.

Osvaldo Burgos construye a partir de esta intersección TODAS LAS VIDAS A LA VEZ, un libro sin dudas escrito por un encantador de serpientes. Sabemos que hay un truco, pero nos quedamos suspendidos allí, deleitándonos con los contoneos de un fantasma.

No hay modo de sustraerse a esa escritura inaudita que nos acerca y nos expulsa de cualquier topos. Una articulación esplendorosa (a los reseñadores solo nos es dado adjetivar) de géneros que cuestiona el propio concepto de género y cuya amalgama es, sin dudas, la poesía.

Osvaldo nos devuelve al placer de revisitar los mitos; tomar posición ante interpretaciones filosóficas y eternas refutaciones de la Verdad, ese “ejército móvil de metáforas”; animarnos a fundar nuevas y falaces versiones; afinar el oído para escuchar la risa de una ironía terrenal, de las que más que dañarnos nos tiran de la oreja; chapotear en el tedio del eterno retorno sin necesidad de ahogarnos. Lo que parece fragmentario no lo es, lo que parece monolítico tampoco.

Referencias, reflejos y refracciones conforman un cuerpo textual que en perfecta y particular lógica nos interroga desde su ilusión.

Ninguna lectura es en vano y ninguna lectura será la última, pero si además gustan de los desafíos, los invito a descubrir cuándo este sutil ilusionista nos miente y cuándo no nos dice la verdad.


Jorge Dipré


Dos textos del libro:

LA HIJA DEL SOL
(CIRCE)

Ella buscaba un hombre. Pero a su isla solo llegaban bestias.
Cuando vio a Ulises frente a su palacio, se iluminó. Y notando
el cansancio en su mirada, le regaló siete años de olvido.
Si la memoria es el recuerdo de un recuerdo, lo imaginario es
lo único real. Y lo real no es más que su metáfora pobre.
Somos el sueño que nos sueña, mientras nos resistimos a
soñarlo.
Un día, Ulises decidió irse. Y en sus ojos de luz, ella bosquejó
el mapa de las sombras.
Transmutada en la espera, Penélope ni siquiera lo reconoció.
Ahora todo ha pasado; ya los que pretendían han muerto.
En su isla, ella está sola. Pero no busca.
En Ítaca, Ulises no puede apagar sus ojos.
Y sabe, además, que si alguna vez lo hiciera, se perdería de sí
mismo. Inevitablemente.

(1) Así define NIETZSCHE al cristianismo.

METAMORFOSIS
(LAS NOVICIAS QUE IMPLORAN PIEDAD, Y EL SÁTIRO)

I
En sus feroces noches de orgía, los griegos se encomiendan a
los sátiros. Sileno mío, haz que las suertes dispongan mi placer.
Fortaléceme.
En sus aciagas noches de ansiedad, las novicias resisten
a Satanás. Señor mío, no dejes que el placer me sojuzgue.
Apiádate de mí.
Entre una escena y otra hay más de mil años. El platonismo
explicado al vulgo (1)  supo preservar, sin embargo, los cuernos,
la larga cola, las patas de chivo, la barba lacia en el mentón.

II
Los innumerables nombres del diablo suplen la ausencia de
nombre de los sátiros.
Lucifer es uno; y así acosa, con el deseo, a las novicias. Los
sátiros son un cortejo, un coro, un ejército. Y así protegen el
deseo de los griegos.
Cuando la tentación de la lujuria las consume, las novicias
quisieran no tener un cuerpo. Cuando quiso una vez tener un
nombre, Marsias –el único sátiro que la leyenda recuerda en
singular– acabó desollado por un dios.

III
Execrado de la cohorte dionisíaca; Marsias está lejos de ser un
ángel, pero ha caído. Los ángeles no tienen cuernos, no tienen
barba, no tienen cola; ni están en carne viva, como él.
Un dios omnipotente, que domina por la gracia suprema
del per-don, es necesariamente un dios cruel. Solo se puede
perdonar lo imperdonable y quienes son perdonados venden
su alma.
Apolo sabe que la flauta de Marsias no vencerá su lira; pero
aun así compra su voluntad, después de provocar su jactancia.

IV
Sublimes y abyectos, los hombres imaginan a un dios que
imagina a un Marcias, que imagina a los hombres. Tener un
lenguaje es ser perverso; el mal absoluto no es el goce, sino la
necedad. (2)
Las novicias tienen un cuerpo, aunque no quieran. Sólo el
diablo escucha su confesión y conoce –recordándolas de a una–
las omisiones.
Sólo el diablo.

(2) “la necedad es el mal radical”, FLAUBERT.

http://todaslasvidasalavez.blogspot.com.ar/

www.facebook.com/osvaldo.burgos.31?fref=ts

http://jorgedipre.blogspot.com.ar/2016/06/todas-las-vidas-de-osvaldo-burgos.html

27 feb. 2016

SER O NO SER


Frente a mí esa piedra que alzo
y observo en sus irregulares redondeces.

Su historia de resistencia y desgaste
esa corrosiva bondad del agua.
En el astringente rastro del viento
yace la refracción a la pregunta.
¿Y si por la fractura de una paradoja
interrogase a mi propia calavera?


JD – Mayo 2015

30 ago. 2015

Luis Benítez y sus Revelaciones

Revelaciones

Alexander Graham Bell arrojó al futuro
Esta pequeña cosa que llevo en el bolsillo,
Que me espera paciente en un rincón de la casa,
Que me acecha silenciosa todavía en la oficina:
Ha colonizado el mundo con voces que no son suyas
Y nos obliga ruidosamente a contestarlas.
Contengan la noticia horrenda o la venganza que nos dibuja
Un rictus que no reconoceremos nunca ante los otros;
Sean el aguijón de nuevas urgencias o breves palabras
Que serenan y apaciguan, él las trasmite igual
Que a la cobarde amenaza que no tiene un rostro,
Los saludos inútiles en cada aniversario o el estúpido
Intento de vendernos interminablemente algo.
Indiferente a lo que dice su micrófono,
Lo lleva a miles de kilómetros para que inevitablemente lo reciba alguien,
Como un bombardero atento sólo a la puntual
Entrega de su carga que cambia las cosas para siempre.
Quizá su placer desde hace un siglo sea engañarnos
Creyéndole que hablamos con los vivos,
Cuando al teléfono exclusivamente lo hacemos con fantasmas.

LUIS BENÍTEZ, de "El Poema de Hierro", 2015, Bibliotheca Universalis, edición Español / Rumano.


23 abr. 2015

Revista MATERIKA Nº 6

Revista de Costa Rica, dirigida por Alfonso Peña.
Puede accederse desde la web a la versión digital.


Reseñas:
1- Adriano Corrales Arias: Arca de la Alianza (Poesía de Lagos Nilsson).
2- Cristian Marcelo Sanchez: Adriano Corrales, una mirada a la realidad.
3- Krystyna Rodowska: Poetas latinoamericanos en Polonia.
4- Concepción Bertone: La realidad trashumada de Jorge Dipré.

Muestra gráfica: 

Gerardo González

Mas información a info@materika.org

Web: www.materika.com

11 dic. 2014

21 jul. 2014

El poeta Roberto Piva en MATÉRIKA Nº 8

Está en línea el nuevo número de la revista de Costa Rica, Matérika, dirigida por Alfonso Peña

Revista Matérika 8, Costa Rica
A continuación una de sus notas "10 Poemas": una breve presentación del poeta marginal de la poesía brasileña Roberto Piva. Introducción y selección de Floriano Martins


Roberto Piva casi siempre en su vida fue un poeta, –como él mismo dice,– marginado. Incluso cuando lo eligieron como uno de los marginales de la poesía brasileña; por la inclusión en la antología de Heloísa Buarque de Holanda, o también, más recientemente, en la publicación de su poesía completa en el valioso proyecto editorial. Un marginado bajo muchos aspectos, por sus extrañas imágenes corrosivas, por llevar a cabo acciones acreditadas como virulentas, por la multiplicidad voraz de registros de su poética, sobre todo por la incomprensión y el preconcepto.
Poeta despreciado y cultivado tal vez con el mismo grado de ceguera. Situado por la crítica en un laberinto de afinidades que no traspasa los hogares de la literatura y de las artes plásticas. Aunque correcta la lectura de sus declaradas conexiones con tales áreas, resta siempre olvidada la pasión esencial y no menos influyente en su vida que construye la música. El propio poeta nos da innumerables pistas, que van del rock al jazz, de Carl Orff a los tambores del candomblé, pasando por la samba-canción y el experimentalismo de John Cage.
Roberto Piva es un raro poeta brasileño en profunda sintonía con la música, lo que incluye la canción popular, en que uno de los ejemplos es el rock punzante de Jim Morrison, el poeta compositor, figura emblemática de la banda The Doors, pero no solamente él sino toda una generación ácida, con Brian Jones, John Lennon, Keith Moon, conexión que Piva supo filtrar junto con los momentos más agudos de la Beat Generation, sin dejarse atrapar o adoptar por algún núcleo, al mismo tiempo, él, parte de todos y ninguno.
Pensemos en Jim Morrison. Cuando escuchamos en Strange days el verso we shall go on playing or find a new town, allí está presente Piva en San Pablo que supo desentrañar como una alucinación que toca el fin del mundo y las ciudades sin límites que él evoca en sus poemas. Morrison con quien también dialoga en la poesía, como sugieren las imágenes de An american prayer, tanto en celebrate symbols from deep eider forest como we’re trying for something that’s already, found us. En todos los sentidos coincide con la voz de Morrison al decir que la música le enciende el instinto. La música está en Piva, no sólo como referencia culta, como fuente de registros para un diálogo poético, sino también como parte esencial del escenario de sus tramas, presente de igual forma en la vida de sus personajes, en el Barney Kessel que él mismo escucha al escribir un poema, en los violines tediosos que componen el paisaje de Los escorpiones del sol, en porno-samba que dedica al Marqués de Sade o aun en el golpe de los tambores con que él mismo se hace acompañar al leer su poesía.
La imagen, la metáfora, la extravagancia, la tempestad orgiástica con que puebla sus ciudades-poemas, nada tiene sentido lejos del espacio cósmico samba-canción de la nada, lejos del tambor del chamán, lejos del piano occidental que Dante afinó en el hueco ameno del purgatorio, infinidad de notas que siembra en los oídos de las entidades, dioses, demonios, querubines, chicos perversos, siempre quemando en la propia piel de sus escritos estas palabras seminales: el mundo vive en la partitura subrayada de mi sangre su único esplendor. Sin música no hay Roberto Piva. Serían insuficientes los puentes que yergue entre lo poético y lo plástico, entre Guimarães Rosa y De Chirico, entre las calles que bebe con sus chicos y los cánceres que denuncia en la lírica de su país. La riqueza brasileña que advierte en sus versos gana fuerza incesante en el ritmo de las líneas cortadas, en la afinación de referencias aparentemente dispares entre sí, como un baile apretado de abismos voluminosos, tornando su poesía en lo que él mismo define como una samba turbulenta, la samba de la luminosa oscuridad de Osiris, Piva en el golpe de las vísceras, Sun Ra y maracatu, jazz y forró nuclear, Nelson Cavaquinho y carnaval de calle.
El poeta que dio ritmo frenético a la poesía, revelando una fuente de placer orgiástico que es la propia matriz de cantares, evocación de dioses, fiesta cósmica y entrada en la materia de la vida con sus estaciones de errores y delirios. La poesía danza con él en su partitura errante. Roberto Piva con su macumba de sonidos aderezando las tripas de su zambullida en la existencia. Absolutamente música & lejos de limitarse a ella.


Floriano Martins

ROBERTO PIVA – 10 POEMAS
Traducción de Gladis Mendía

Stenamina Boat
Prepara tu esqueleto para el aire
García Lorca
Yo quería ser un ángel de Piero della Francesca
Beatriz apuñalada en un callejón oscuro
Dante tocando piano al crepúsculo
pienso en la vida soy reclamado por la contemplación
ojo desconsolado el contorno de las cosas copulando en el caos
Reclamo una leyenda instantánea para mi Mar Muerto
Tiempo y Espacio posan en mi antebrazo como un ídolo
hay un hueso cargando una dentadura
Yo veo a Lautréamont en un sueño en las escaleras de Santa Cecilia
él me espera a lo largo del Arouche en el hombro de un santuario
hoy por la mañana los árboles estaban en Coma
mi amor escupía brasas en los culos de los locos
había tinteros medallas esqueletos vidriados hojuelas dalias
explotando en el culo ensangrentado de los huérfanos
niños visionarios arcángeles de suburbio entrañas en éxtasis agujereados
en los urinarios atómicos
mi locura tiene la extensión de una alameda
los árboles lanzan panfletos contra el cielo ceniza

Homenaje al Marqués de Sade
El Marqués de Sade va serpenteando por
          máquinas & otras vísceras
emperador sobrehumano pedaleando la Osa mayor en el
          tórax del Océano
donde el cocodrilo voltea el pescuezo & despierta la flor loca
          cruzando la mente en un suspiro
es aéreo el intestino acústico donde él se acuesta con lo vasto
          pez de la tristeza violentando los muros de sacarina
él se arrodilla en la laja color del Tiempo con el grito de las
          Minervas en sus ojos
el gran culo de fuego de artificio hincha este espejo de
          adolescentes con una duna en cada mano
las heridas vegetales liberan los peñascos de carne
          apilados en la Catástrofe
un niño que pasaba oprimió el dorso descabellado
          de la madre gritando en la ventana
la fragata lustrada en los caminos de la ceja
          calcina
el cordel de aire del marqués de Sade
          en la quijada de las chimeneas
falta al mundo una partitura ardiente como el himen
          de las pesadillas
los edificios crecen para que yo pueda practicar el amor
          en los pavimentos
el Marqués de Sade puso fuego en los huesos de los pianistas que
           se partían como papas
él avanza con tijeras afiladas tomando las nubes por
          asalto
él sopla un planeador en la dirección de un cuervo agonizante
él me atormenta & me protege contra el sordo siglo de
          caídas abstractas

Piazza IX
Los corazones árticos rascaban sus cabelleras cultivando
          la muerte
grandes & ardientes en el mismo soplo de una misma
          sonrisa podrida
purificados como nuestros idénticos pioneros metálicos
a la espera de los truenos de aire que nos arrebatan las
          cabezas hacia el cielo
sobre los muros de plenas disecaciones al brillo
          inesperado del salmón de las nubes
en las ciudades circulares de dolorosos espinos atómicos
en la infancia color de durazno como la hora del amor
en cada solo las mismas octavas con huesos descubiertos
éter & lenguas sólidas que nosotros no vemos
catalogadas al lado trágico de las mismas ondas paralelas
aquellas que nos transportan venciendo todo pasaje
          purulento
gotas de niños morenos transformados en neblinas
          piedrecillas de desolación
en las montañas pálidas de luz de luna donde el recuerdo es
          ceniciento
corriendo tu arco en la tempestad solar de la incertidumbre
el día oscurecía la aureola de los muertos descubridores de
          Magias

Interminable-Exterminable
(oyendo Barney Kessel)
ángeles con botas rojas
                    (diez apariciones de leopardo en la
                                        ventana del apartamento)
          Mickey Mouse debe ser agente
                                        de la CIA
cáncer-policial del mundo & sus viejos
                                                            Totens
       duerman duerman como bollos meados
          Giorgio de Chirico & sus
                    paisajes hechos de sombras
       chico triste la orgía te espera
                                   con cactus de peludo
       antes que la noche se reviente
                                      yo quiero ver tus
                                      muslos en
                                          la televisión estrellada
       intestinos lunares bajo la luz-neón
          acariciando tus cabellos oscuros
                    encaracolados

Sbornia filamentosa
Moi, ma route me suit. Sans doute
Elle me suivra n’importe ou.
Tristan Corbiere
Imenso trabalho nos custa a flor
Carlos Drummond de Andrade
El pitecántropo las ciudades griegas los dulces conejillos
recalentadas & comidas en los barrios el diván de la histeria
recordando sueños tribales intriga del jefe sandalias
desatadas en la casa de las máquinas el edificio es de Maria-
Suave donde roncan cascabeles humanos mi mano es dios
paso decisivo en el tránsito del mono al hombre
miniatura del lenguaje ruborizada Macunaíma-Pop
delantales de lujo se mecen en los varales de Cobra Norato
Panis angelicus tú sabías que Simón el Tuerto viene para
cenar? Por qué no el obispo de Berlín? La cicuta es gratis el
cuervo nada entiende de política el raro come guisadito &
saca la bengala del aire pantano sueñan con cuajada la niña
quedó confundida en la casa de las máquinas tenebroso
impeachment del caos Engels de Turbante & su Dialéctica de
la Naturaleza (que Pólen leyó drogado en las montañas de
Atibaia) cantando un agente de la CIA en botas
ciudades de metal precario un quimono para el Príncipe de las
Tinieblas de los huevos saltaron dos enanos obscenos que agitaron
pañuelos anaranjados & partieron para siempre en dirección a la
curva de nivel. Dios es macumbero.

Porno-samba para el Marqués de Sade
este homenaje coincide con el deterioro del Gulag
suramericano minado por la crisis de corazones & féferes
económicos donde se mata de tedio el poeta & de hambre el
campesino & sobre los pies femeninos se calza la bota de
plomo de varios colores gamadas con Hitleres de guardia en
cada esquina recubierta de hormigas & amores abiertos
como túmulos donde tus muslos, Marqués, sirven de amparo
delicado para el chico que chupa tu palo mientras una
mujer rubia te cabalga Así, anotemos el nombre de la
víctima-orgasmo-blasfemia antes que las guacamayas entren en la
orgía con sus estimulantes picos curvos & un
estratagema de pollas acaricie los soles de la desolación
cotidiana en nivel de Paraíso La noche es nuestra Ciudadano
Marqués, con esporas de gelatina pasteles de esperma &
vinos raros donde sabremos localizar el temblor la zarabanda
de cometas el suspiro de la carne.

Algo en Saturno que no conozco
antenas de TV sucias de veneno / camiones arrancados de los eucaliptos / doce picadas de sal de anfeta en la mañana enmohecida del alma / asabas pulmón de buitre / partías pa’ la Pensión Estrada / yo vi la mora goteante del Sol después del primer Purple Haze / hacía calor en la Cantareira / chicas se podrían / chillidos dentro del monte anunciaban Alguna Cosa / Hendrix & movimiento submarino / Algas / flores en Celo de Metal / Gulash & Cristales / chicos en la Rural Wyllis tocando bongó pa’la Luna / ojo-láser penetrando mis células cervicales / flores sonoras en los canteros hinchados / total motores / eje deshaciendo en partículas de polvo pulverizadas en Sueño / Muerte del melocotón pródigo / sólo nosotros dos en el corazón de la canción / dibujos animados en cámara lenta en el cartel el autobús / puñales de las sesiones Zig-Zag / fiesta pagana del todos-con-todos religión de la infancia / Hotel en la plataforma espacial de la plaza Paissandu / plantando quiabo en los jardines de la plaza Clóvis / mezclando las propagandas / Plátanos vía satélite con hojas de amianto / croando en la TV programa Antunes Filho en 63 / Oda marítima en ritmo de Spansule / Jorge de Lima en  el Volcán-Memoria / babor de Bateau Ivre / Kelene Geral congelado en la alquimia / Carnaval de Genghis Khan / vino blanco / hora de la lasaña con perfume / Wesley inventando el animal que quebró el cuello / en los huertos todo lo bueno del planeta / voy por ahí en el suelo de estrellas donde la mariposa caga asesinato nuclear / Fue así el fin sin fin del Serafín Puente Grande? / sin mayores / hacia Bagdá & la cuadra de básquet / en el azul de aquella sierra donde nació Iracema & Oswald Spengler / decadencia del tango argentino visto en la televisión occidental / ocio & tal / Cobra Norato gracias a Dios era tarado / deporte del fin del mundo / Cruz Credo como diría Pedro II / Ibas a la deriva en el río de mi amor peludo / mostrando los muslos en la estación como un chico canalla / puntas de cigarros a los soles de las constelaciones / en mis brazos fuiste dios & puta. Filippo Tommaso Marinetti era una rana en el aeroplano / todo de aluminio Zung Tumb / mi muerte gula del cielo azul / mi amor buldog de pólvora / garúa de monedas / matiné en el cuerpo del chico desnudo / Punk- tostada / mi masacre preferido / rosas-té de la bella época / para tener visiones bastaba encender tu culo en el enchufe / bacio del fanciullo eléctrico / Jorginho Jane Birkin / 16 años & 3 de crimen / sarros en los prados / anarquistas de Bonnot esperando la Guillotina / Mailove / Wittgenstein cubierto de pétalos radioactivos / trillones de jabones de emboscadas / cabellos rizados del Exu Hierva-Dulce / ángeles de maíz inflado / yo tamizaba todo: de la estrella-del-mar hasta la lengua del panameño / corazón de Uranio Puro / sólo en la maleza / velero tecnicolor bajo los vientos de la Pasión / cultivando rosas en tu boca / Verbenas.

Ardor de agua
Charla con Julio Bressane & Jairo Ferreira en el Cachação / Lesbianas discutiendo semiótica / salidas de un filme de Bressane /salidas de un poema de Roberto Piva / el arcoíris toma forma / estilo Farinata en el Infierno / karma pesado & fuorilegge / caipirinha B-52 / noche de cobalto / espectro radioactivo de los políticos de las pampas / garras de kamikaze / bacanal en el sauna / chico colgado en el Porta Estandarte / niño rubio materializado en la plaza Roosevelt / Releyendo a los griegos / Cheeseburguer ditirámbico de Arquíloco / Teógnis & su toro Cirno arcangélicos / Sonata en el Caos de Calcário / Marijuana en sollozos de las guitarras de Otoño / fantasmas con lenguas reales / pérgulas de las Frutas de la Pasión para siempre / yo levanto el Sello de la Muerte / maestro de las ofrendas Verbo Mágico / mansión de millones de años / Osiris emperador de la Eternidad / diosa-escorpión / quermés en el Zodíaco / Rimbaud Diadorim Billy the Kid / Hesíodo su dote es aun la Tierra & el mar infecundo / primeros dioses Titanes / vientre contra vientre & muslos contra muslos (Arquíloco) / …del lado paterno ilustres descendientes de pedómanos (Arquíloco) tambor tambor tambor / armaduras cambiadas en la batalla / el Mundo es un ansia / pájaros de seda en el Torrente / Mi canción es pura / mis tripas son locas / Fernando Pessoa & el mar Egeo / flores en la palma de la madrugada.

Jorge de Lima + William Blake + Tom Jobim
Dante observa
Papè Satan, papè Satan aleppe / Stradivus cordis meus / formavulva falastros / ripus Nicomedis / fla-flu Kricotomba / cantus Servilius / Baudelaire-Maxixe / fontana efó luces pardoin / farofa extravivax vox voluptas / moqueca / fumando pipa cullus puer / Monte Blanco belladona / Montagu / Pasolini-panqueca / formas tuyas in natura / pour toi / Plesbiscito Bakunin sin nombre ni sustancia / tus pecados / dans le salon de danse / Mon gosse Lewis Carrol / suchiando le bambine / en la calle / en la puerta del hospicio / yo tú nosotros dos aquí en esta juerga a la orilla del mar / Curiango / tiger / aves de rapiña / sal de abajo.

La octava energía
para Malcom de Chazal & su poesía
oscilatoria; para Raymond Abellio, 
Câmara Cascudo, Mircea Eliade,
Julius Evola & la tradición iniciática
Que tú conozcas
la estrella de la locura
En su verde boca animal
El paisaje mineral
roe el ojo del peregrino
que busca su Dios con cuernos
Amo los chicos que escupen la sangre
             de las moras
por los lugares yermos, playas habitadas
             por escamas de pez, montañas
             & matas donde el ángel es un pan
             duro en el poniente
Que conozcas el relámpago
             llamado mundo sombrío
Estremeciendo en la hoja de su
             corazón
Que conozcas este reloj sin nubes
             llamado muerte
colgado en el planeta
como deleite secreto
Que conozcas manglares
             & realidades no-humanas
             que son esencia de la Poesía
Que conozcas el susurro del Sol
En el agua ferruginosa de sus ojos
Playa Grande, 95

FLORIANO MARTINS. (Fortaleza, Brasil, 1957). Poeta, ensayista, traductor y artista visual. Dirige la revista Agulha. Contacto: floriano.agulha@gmail.com

29 jun. 2014

ORIZONT LITERAR CONTEMPORAN, "Un nou numär special Argentina"

Acabo de recibir el ejemplar especial dedicado a la poesía argentina de la revista CONTEMPORARY LITERARY HORIZON.
Luis Benítez, corresponsal argentino de la editorial rumana, publica una nota denominada “Córdoba, Capital de la Poesía Argentina”, entre los poetas mencionados en su nota, se incluyen y traducen poemas de Pablo Anadón; Guillermo Bawden; Alejo Carbonel; Diego Cortés; Fabricio Devalis; Jorge Dipré, Carlos Schilling y Gastón Sironi.
La revista OLC, dirigida por Daniel Dragomirescu, se edita en formato papel con el apoyo de la Universidad de Bucarest, cuyo departamento de traducciones se encarga de verter al rumano el contenido de la publicación, para editar el material en su lengua originaria y en el idioma local. OLC se distribuye en Europa, Estados Unidos, Canadá, toda América Latina y Australia.
A continuación, transcribo la nota de Luis Benítez.

Blog de OLC: http://contemporaryhorizon.blogspot.com.ar/

CÓRDOBA, CAPITAL DE LA POESIA ARGENTINA
Córdoba es la ciudad capital de la Provincia de Córdoba, Argentina. Se encuentra ubicada en la región central del país y es la segunda ciudad más poblada después de Buenos Aires, con casi un millón y medio de habitantes. Asimismo es la ciudad más extensa de la Argentina y un importante centro cultural, económico, educativo y financiero. Fundada por Jerónimo Luis de Cabrera el 6 de julio de 1573, fue la capital del Virreinato del Río de la Plata en 1806, en el período colonial, y de la República Argentina en 1955.
A lo largo de su larga historia -larga en términos americanos: ello no debe sorprender al lector europeo- la ciudad de Córdoba se ha destacado por ser un núcleo de irradiación de cultura, no sólo a través de su célebre universidad, donde se han educado reconocidos dirigentes políticos, literatos y artistas, sino también gracias a un manifiesto interés de sus habitantes por cuanto hace a las manifestaciones del arte y las letras. Instituciones públicas y privadas, así como el fervor de particulares, han incidido para que, invariablemente, la ciudad de Córdoba se destacara en cuanto a producción cultural en todos los órdenes y las disciplinas, aportando valiosos nombres y destacadas obras al acervo nacional.
Yendo a lo específicamente poético, le cabe el orgullo de haber sido la cuna del primer poeta del actual territorio argentino, Luis José de Tejeda y Guzmán - importante representante del barroco americano, autor entre otras obras de Romances al Niño Jesús, A las soledades de María Santísima, Fénix de Amor, El árbol de Judá, Sobre la Encarnación del Verbo, Canción Sáfica y Real, su Soneto a Santa Rosa de Lima y El Peregrino en Babilonia -nacido en Córdoba el 25 de agosto de 1604, donde falleció el 10 de septiembre de 1680.
Por entonces, la ciudad era conocida como Córdoba de la Nueva Andalucía. En su conjunto, toda la provincia de Córdoba es la que ha aportado muchos de los nombres mayores de la poesía argentina, a punto tal que sería imposible, hoy, establecer una genuina, una sincera antología del género nacional, sin la mención imprescindible de estos autores. Aquellos que, como Hilario Ascasubi (1807-1875), José Rivera Indarte (1814-1845), Leopoldo Lugones (1874- 1938), Ataliva Herrera (1888-1953), Arturo Capdevila (1889-1967), Brandan Caraffa (1898-1978), Francisco Gandolfo (1921-2008), Emilio Sosa López (1921-1992), Enrique Luis Revol (1923-1998), Néstor Groppa (1928- 2011), Glauce Baldovin (1928-1995), Héctor Yanover (1929-2003), Héctor Bianciotti (1930-2012), Alejandro Nicotra (1931), Osvaldo Guevara (1931), Rodolfo Godino (1936), Antonio Tello (1945), Julio Castellanos (1947), Susana Romano Sued (1947), Bernardo Schiavetta (1948), Susana Cabuchi (1948) o Carlos Garro Aguilar (1948), entre otros muchos nombres, han forjado el sentido, buena parte del derrotero y los mejores logros de la poesía argentina. Construcción de la poética nacional que se ha continuado con una renovación incesante en cuanto a tópicas, estilos y descubrimientos con creadores que han nacido en Córdoba o que, provenientes de otras regiones del país, han elegido esta provincia, tan destacada por su producción poética, como sede de sus búsquedas estéticas, entre ellos: Leonor Mauvecin (Córdoba, 1950), Remo Bianchedi (Buenos Aires, 1950), Adriana Musitano (Córdoba, 1951), Hernán Jaeggi (Córdoba,1953), María Teresa Andruetto (Córdoba, 1954), Eugenia Cabral (Córdoba, 1954), Antonio Moro (Córdoba, 1955), Alejandro Schmidt (Córdoba, 1955), Marcelo Fagiano (Córdoba, 1959), Marta Svorcan (Córdoba, 1959), Jorge Dipré (Santa Fe, 1960), Esteban Nicotra (Córdoba, 1962), Pablo Anadón (Córdoba, 1963), Carlos Schilling (Santa Fe, 1965), José Di Marco (Córdoba, 1966), Gastón Sironi (Córdoba, 1967), Leandro Calle (Buenos Aires, 1969), Silvio Mattoni (Córdoba, 1969), Marcela Rosales (Córdoba, 1970), Marcelo Dughetti (Córdoba, 1970), Diego Formía (Córdoba, 1970), Fabricio Devalis (Córdoba, 1971), Ceferino Lisboa (Córdoba, 1971), Alfonsina Clariá (Córdoba, 1972), Yanina Magrini (Córdoba, 1972), Alejo Carbonell (Entre Ríos, 1972), Femando Bellino (Buenos Aires, 1973), Laura Pratto (Córdoba, 1976), Diego Cortés (Buenos Aires, 1976), Federico Falco (Córdoba, 1977), Guillermo Bawden (Córdoba, 1977), Elena Annibali (Córdoba, 1978), Carlos Surghi (Córdoba, 1979), Alexis Comamala (Córdoba, 1979), Carolina Bravo (Córdoba, 1980), Juan Stahli (Buenos Aires, 1982), Cecilia Romero Messein (Buenos Aires, 1984), Javier Martínez Ramacciotti (Córdoba, 1985), entre otros muchos nombres de la actual y pujante producción poética desarrollada en la provincia.
A la ingente cantidad de nombres y obras del género, se suma una notoria actividad editorial, que alcanza según lo estimado a unas 23 empresas dedicadas a publicar poesía sólo en la región; algunas de ellas, como Editorial Alción, de dilatada trayectoria y con un fondo editorial que cuenta con 800 títulos publicados hasta la fecha; en otros casos, se trata de editoriales independientes que se van consolidando y que ya distribuyen sus títulos fuera del ámbito de la provincia, en las principales ciudades del interior del país y en Buenos Aires. Ver, por ejemplo:
caballonegroeditora.com.ar
vientodefondo.com
llantodemudo.blogspot.com.
Esta información aclara por qué razón Córdoba es entendida, hoy, como la auténtica capital de la poesía argentina, no como un título meramente honorífico, sino como una evidente realidad, bien demostrable.
EL FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESÍA DE CÓRDOBA
Otro aspecto relacionado con la importancia fundamental que tiene Córdoba para la poesía argentina es el referido al notorio alto nivel de sus encuentros literarios, imposibles de enumerar aquí por su cantidad a lo largo del año literario. Sin embargo y como ejemplo de lo anterior, subrayemos la actividad desarrollada por el Festival Internacional de Poesía y el Encuentro de la Poesía que se celebra en el marco de la Feria del Libro de Córdoba, así como el encuentro Aguante Poesía, de la ciudad de Río Cuarto, cercana a la capital cordobesa.
Tanto por la calidad de los autores convocados como por el nivel de información específica que evidencia el numeroso público asistente a estos encuentros, se destaca que este tipo de reuniones literarias -de impecable organización y desarrollo- establece fechas de asistencia obligatoria en el calendario poético a escala nacional. Como muestra de ello, alcanza con reseñar brevemente lo desarrollado en el curso del III Festival Internacional de la Poesía de Córdoba, celebrado entre el 12 y el 15 del pasado marzo. Orizont literar contemporan, atenta a participar en los eventos culturales que se celebran en los numerosos países a donde llega la revista, estuvo presente también en este prestigioso festival internacional, comprobando en el lugar la perfecta y cuidada organización del encuentro y la más que destacable asistencia del público, que osciló entre los 700 y los 200 asistentes a cada recital programado. Una cifra prácticamente imposible de igualar por parte de encuentros similares que se organizan en la ciudad de Buenos Aires. El evento, que reunió a algunos de los más prestigiosos poetas locales, nacionales e internacionales, contó con el amplio apoyo de entidades públicas y privadas, así como con una organización ejemplar, por parte de las editoriales locales de Poesía Caballo Negro, Recovecos y Viento de Fondo.
Si bien brindar un panorama completo de las obras y los autores que consolidan la presencia de la poesía cordobesa a escala nacional abarcaría un elevado número de páginas, creemos que es posible brindar una referencia al lector a través de la siguiente selección, que muestra poéticas, búsquedas estéticas y trayectorias bien diferenciadas. Estimamos que los autores que hemos mencionado y aquellos que hemos incluido en nuestra acotada selección sirven como introducción a los alcances y logros de la excelente poesía que hoy se escribe en Córdoba, y que aquellos lectores interesados en conocer más específicamente la materia podrán investigar con esta guía, a través de Internet y otros medios, para conocer mejor todavía las obras y los autores que se destacan en el panorama de la poesía argentina contemporánea.
L.B., 2014

Luis Benítez: Nació en Buenos Aires el 10 de noviembre de 1956. Ha recibido diversos premios literarios, nacionales e internacionales por su obra poética y narrativa. Sus 37 libros de poesía, narrativa, ensayo y teatro han sido publicados en Argentina, Chile, España, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Italia, Rumania, Suecia, Venezuela y Uruguay. Últimos títulos publicados: Les Imaginations (poesía, L’Harmattan, París, 2013); Short Poetic Anthology (poesía, Littoral Press, Inglaterra, 2013); Manhattan Song. Cinci Poeme Occidentale (poesía, Ars Longa, Rumania, 2013), Bering och Andra Dikter (Ed. Siesta Fórlag, Suecia, 2012); La Sera dell’Elefante e Altre Poesie (Ed. Sentieri Meridiani Edizioni, Italia, 2012) y A Heron in Buenos Aires. Selected Poems (antología poética compilada y traducida por el poeta estadounidense Cooper Renner. Ed. Ravenna Press, 2011).

Panfletos Cimarrones Nº 1, de Jorge P Yakoncick

Jorge ha iniciado la publicación de sus Panfletos Cimarrones. Un par de poemas que integran el primer Nº:


PALABRAS AL MARGEN

Cuando la tierra deja de ser plana
el horizonte  se curva vulgarmente.
Y ocurren, sin más ni menos,
versiones, inversiones y aversiones;
cuerpos, corporaciones e incorporaciones;
voces, voceos y voceros.
Así horadan, como siempre,
las palabras,
incluso las que llegan hasta el margen,
un margen y un después,
después de las palabras,
del acto de la carne y su sonido,
de una moral que sangra y cae fría.
¿Serán también un florecer?
No.
Sólo un compás de espera
que flota en el silencio,
se diluye en la saliva
y se enreda en una oscuridad que bulle
escéptica,
a la espera
de que transcurra la palabra
con sus márgenes todos.


CANTO ROBADO

Ruedan como cuentas de rosario
que circulan
amoldadas a los dedos,
al narcótico de una salmodia iterativa.
Un cálculo sencillo,
elemental.
Una piedra arrojada en el estanque
que irradia, difuminando ondas
ausentadas de la orilla
para aquietar su evanescencia.
Una cuenta que libra de pecado,
que se ajusta
al insatisfecho balance que sostiene la razón
descargando, sin cuidado,
aperturas, dones, hechos, recaídas.
Así,
calan el afecto,
cantan cuesta abajo
vislumbrando una salida,
un camino que ande nuestros pies,
que se haga pérdida, pedido,
palabra desgastada
por la lengua que percute
contra dientes, mucosas, paladares,
que resume a cuenta gotas,
tamborileando sus acentos danzarines
como un coro de moscas

que vuela circundando la existencia.

JPY.

Contactar: yakoncick@yahoo.com