22 feb. 2009

El Obsceno Discurso Amoroso; Carmen Bruna

de Carmen Bruna

Las aguas cósmicas de la iniciación
las fuentes del nacimiento
las sepulturas crueles
las lluvias
la savia
la leche
la sangre del jabalí.
Las energías maya de Vishnu
todas las desesperaciones del corazón malvado
ahí, en la orilla del légamo
están San Jorge y el dragón moribundo.
El asesino ama a su víctima
y la última mirada del monstruo es para él.
Hay lágrimas incendiarias, dulces y perversas
en sus ojos
como lagos de niebla
como rocío en las frescas mañanas de diciembre
agua triste de manantiales fríos en el sur
en los comienzos del verano
Perfumes ásperos de rosas mosquetas
de grosellas
de moras silvestres y frambuesas ácidas
en el bosque de las vírgenes perdidas.
Perfumes cálidos, pesados
de frutas maduras, de canela y jengibre

El martirio de Santa Ágata
la bandeja con sus pechos cortados.
Publicar un comentario