11 may. 2008

Cualquier canción es de Pablo Beker


AUTORRETRATO

Yo vuelvo
Al eco que me espera
Llego a mi propio dibujo
Y me borro en lo blanco,
De un soporte.
Soy esta línea
Inquieta
Y más allá de ella,
Un rasgo
En que estoy hecho.
Me describo
A mí mismo,
Minuciosamente
Con una fina punta
Que abre el Cosmos.










SOY EXTRAÑO

Soy extraño, extranjero.
Me desterré, al sentir
Que mis raíces llegan a las antípodas
De esta única tierra mía-tuya.
Mis papeles, nacionalidad, datos, etc.
Son todos deshechos; lo sé.
Cualquier canción es mía
Y baila loca mi alma
Con las viejas canciones de otras tierras.
Siento nostalgia
De otras tradiciones que nos son nuestras,
De pueblos muy lejanos
Me conmueve la voz;
Como si en tiempos pasados
Mías hubiesen sido;
Y sé ciertamente que a otros miles
Les ocurre lo mismo.
Yo sé que el mejor día
Será el que se comprenda que nada
Habrá ocurrido por el bien de nadie,
Hasta que nuestra única nación
Sea toda la tierra.
Pablo Beker.
.
Un amigo que nos abrió más de una puerta mágica, Pablo, un amigo que un día de mayo se fue, paradójicamente, sin irse jamás.

La primer foto es en su atelier, junto a mi hijo Iván, durante el año 2002, la segunda es uno de sus tantos cuadros , y los poemas corresponden a su libro 'Algo canta en mi sangre', ediciones Del Árbol.
Cualquier homenaje es pequeño en relación a su humanidad.

Publicar un comentario