15 ago. 2006

ESPECTRO AUN DOLIDO POR OTRO ESPECTRO

La cruda ensoñación del solitario
el caserón cruje
la poltrona también
un libro se abre a sus pies
su espíritu ha mamado esas hojas
y viaja por praderas a ras del rocío
sube las laderas
sobrevuela espejos congelados
rumorea junto al arroyo que será río
y entra con el atardecer a la ciudad gris
se expande en las calles calurosas
y se reúne frente a una casa vieja
agita los cristales a su paso
asciende a la planta alta
y se detiene frente al retrato
de una mujer hermosa.
Publicar un comentario